Asesoramiento Familiar

Los asesoramientos se dan en los casos donde la familia necesita instrucciones precisas de un tema específico. En la terapia familiar, se trabaja en un conflicto profundo en el que participa toda la familia y requiere de una constancia para poder resolver de manera adecuada el conflicto. La diferencia con la terapia familiar es que los asesoramientos se llevan a cabo en un par de citas en las cuales no es necesaria la constancia, pues se trabaja sobre el tema especifico de interés que tenga la familia.