Terapia De Apoyo

A diferencia de la terapia profunda, la terapia de apoyo como su nombre lo dice, busca trabajar sobre un conflicto específico que normalmente tiene que ver con algo circunstancial.

Es decir un duelo, un cambio, ya sea de pareja, trabajo o residencia, o cualquier conflicto que represente una situación del presente que no se está pudiendo manejar de manera adecuada. Los cambios que se dan, no son a nivel estructuras, es decir no son cambios profundos de personalidad, si no que buscar que el sujeto pueda adaptarse a su situación actual.